Reseña: Conversatorio: Un esquema para el análisis de problemas de Derecho Civil Patrimonial

0

Screen Shot 2016-10-07 at 1.37.42 PM

“Lo que yo quisiera que permaneciera en todos ustedes del esquema, es que partan de la premisa de que todos los casos están mal decididos. Esto es fundamental, es lo único que los va a llevar a cuestionar la norma, la decisión. . . . cuando tengan una decisión a favor de su cliente, no la celebren hasta que estén seguros de sus fundamentos”. Profesor Michel J. Godreau Robles

Por: Claudia S. Delbrey Ortiz

En 1986 el profesor Michel J. Godreau Robles publicó en la Revista Jurídica de la Universidad de Puerto Rico un esquema de análisis que, a su vez, rompió los esquemas de la enseñanza y estudio, particularmente en materias de Derecho Civil Patrimonial. El mismo propuso una formación académica que, más allá de cubrir materias sustantivas, buscara la cabal comprensión de los procesos jurídicos. Para ello, proveyó unas guías que permiten captar estos procesos con todos los elementos históricos, socioeconómicos e ideológicos que los subyacen. Con su esquema de análisis, el profesor Godreau nos instó a trascender el mero manejo lógico estructural de las normas y desarrollar una actitud crítica ante las instituciones jurídicas. Igualmente, nos urgió a confrontarlas valorativamente con las exigencias éticas del presente.

El pasado miércoles 5 de octubre de 2016, estudiantes, profesores, jueces y diversas personalidades destacadas dentro y fuera de la profesión legal, nos congregamos en el Aula Magna de la Escuela de Derecho de la Universidad de Puerto Rico para conmemorar los treinta años de la publicación de esta trascendental obra jurídica. Y ¿qué mejor manera de conmemorar que confrontando el propio Esquema con los retos y realidades del momento, como bien nos enseñó el profesor Godreau? Con esto en mente, fueron convocados juristas del más alto calibre para que desde la academia, la práctica y la judicatura analizaran el impacto del Esquema y los nuevos desafíos que este enfrenta.

El evento contó con la presencia de los honorables jueces asociados del Tribunal Supremo de Puerto Rico, Roberto Feliberti Cintrón y Ángel Colón Pérez; la presidenta interina de la Universidad de Puerto Rico, Celeste Freytes González; la rectora interina del Recinto de Río Piedras, María de los Ángeles Castro Arroyo, y la decana de la Escuela de Derecho, Vivian Neptune. Igualmente, contamos con la presencia de los artistas Nelson Sambolín, quien obsequió una pieza de arte al profesor Godreau, y Rafael Trelles, quien diseñó el afiche conmemorativo de la ocasión.

El profesor Juan José Hernández López de Victoria –quién también fue estudiante del profesor Godreau– fungió como moderador del conversatorio. Además de guiar la discusión, este estuvo a cargo de escoger y hacer las preguntas del público a los panelistas. El panel estuvo compuesto por la profesora Érika Fontánez Torres, el licenciado Luis J. Torres Asencio y la honorable ex jueza presidenta del Tribunal Supremo de Puerto Rico, Liana Fiol Matta. Cabe observar que, de entrada, se propició una dinámica muy interesante, ya que serían estos juristas quienes analizarían el Esquema teniendo a su autor como espectador.

La profesora Fontánez Torres abrió el panel examinando el Esquema desde el punto de vista de la academia. En su ponencia, la profesora nos mostró cómo el Esquema recoge varias de las críticas principales que hacía el movimiento de los estudios jurídicos críticos a premisas del liberalismo. Entre las mismas se encuentra la crítica a la idea de la neutralidad y de un derecho desvinculado del entorno social. También se critica la idea de la verdad, reconociendo que el derecho pretende narrar una historia, por lo que según Godreau es necesario partir siempre de la sospecha. Otra de las críticas gira en torno al individualismo y nos invita a cuestionarnos conceptos tan proverbiales como la autonomía de la voluntad.

Entre muchas otras observaciones, Fontánez Torres comentó que el profesor Godreau nos muestra cómo la política se encarna en las clases de Derecho Civil Patrimonial. Según esta, es lamentable que aún necesitemos este esquema de análisis. En su ponencia, enfatizó la importancia que adquiere en el presente el estudiar el derecho privado, porque es en esa esfera donde se esconde la riqueza y donde se dice que las controversias son entre dos individuos. Además, Fontánez Torres planteó que hoy día es en lo privado donde se ubica el Estado, ya que las figuras que típicamente han protagonizado las controversias en la esfera privada, se han trasladado a la esfera pública. La profesora nos confrontó con la figura del Estado como un deudor que responde a sus acreedores. De igual forma, advirtió cómo en un entorno que comercializa cada vez más la educación, el Esquema nos protege incluso de la propia Universidad.

Con el fin de atemperar el esquema a la actualidad, la profesora Fontánez señaló la necesidad de incluir una mirada transversal de género, dentro de la cual se incluye la teoría queer. Señaló también la necesidad de una mirada transversal desde las relaciones raciales y subrayó la importancia de retomar el asunto de clases, a la luz de un mundo que se rige a partir de la sola premisa del capitalismo. Por último, lanzó el reto a todos los jueces, abogados, juristas y estudiantes presentes de buscar ser una profesión que, además de propiciar el acceso a la justicia, procure hacer justicia. Como parte de este objetivo, denunció el hecho de que la reválida de la abogacía sea un examen mecánico que no tome en cuenta las importantes destrezas y valores que recoge Godreau en su Esquema. Finalmente, la profesora culminó haciendo un llamado a retomar el Esquema, no solo como memoria, sino como una obligación.

El segundo panelista fue el licenciado Luis J. Torres Asencio, quien nos brindó una perspectiva desde su práctica como abogado, principalmente en foros apelativos. Este expresó la importancia que ha tenido el Esquema de Godreau en su formación y la gran influencia que ha tenido en el trabajo que realiza como abogado y profesor. En su ponencia, resaltó algunas de las características más importantes del Esquema, como el reconocimiento de la naturaleza inherentemente política e indeterminada del derecho. Igualmente, resaltó la denuncia de que las normas jurídicas tienden a ser redactadas, fundamentadas e interpretadas con el fin de proteger determinados intereses socioeconómicos de aquellos sectores que controlan los medios de producción.

Comentó que, aunque parece ser que luego de treinta años el poder económico sigue generalmente concentrado en las mismas personas y entidades, sí se pueden apreciar diferencias importantes. A la luz de estos cambios, Torres Asencio exhortó al profesor Godreau a publicar un segundo esquema actualizado, tomando en cuenta las circunstancias que enfrenta nuestro país. A su entender, este nuevo esquema debe integrar metodologías de los discursos críticos sobre la raza, la teoría feminista del derecho y la teoría queer, entre otros. Asimismo, propuso el desarrollo de una teoría crítica del derecho aplicada a la pobreza, en miras a hacer justicia a un sector que históricamente ha sufrido los prejuicios y atropellos reproducidos por el derecho.

El licenciado Torres Asencio propuso, además, un examen de las personas que participamos como operadores del derecho. Planteó que una actualización del Esquema debería invitar a los estudiantes a reflexionar sobre la legitimidad de las normas a la luz de las teorías sobre la democracia. Esto incluye el cuestionar el sistema electoral y las normas de financiamiento de campañas, y la manera en que se nombran los jueces y otros funcionarios dentro de la profesión legal. En ese sentido, entiendió necesario integrar al Esquema estrategias que persigan democratizar el derecho. Por último, comentó que una actualización del Esquema debe reasignar nuestro rol como juristas y convertirnos en agentes para visibilizar las injusticias del derecho.

La honorable Liana Fiol Matta tuvo el tercer y último turno en el panel, en el cual discutió la interacción del Esquema con la labor de la judicatura. La ex jueza presidenta expresó que en la medida en que la decisión judicial es también un ejercicio de creación de normas, el Esquema puede ayudar a entender el proceso adjudicativo y evaluar sus resultados. Según esta, una de las virtudes más grandes del Esquema de Godreau es que en el mismo, no solo analiza desde la duda, sino que construye sobre su crítica y nos invita a utilizar lo señalado para hacer un mejor derecho. Empleando la metáfora de “la mítica cebolla de la neutralidad”, Fiol Matta describió cómo con su Esquema Godreau fue levantando las distintas capas de un derecho que en realidad da trato preferencial a determinados intereses.

Como aspectos fundamentales en el ejercicio del poder judicial, destacó el rol de la justicia en la interpretación y creación de normas, y la evaluación de los intereses en pugna, tanto al momento de la creación de la norma, como al momento particular de su aplicación. Fiol Matta expresó que uno de los valores más importantes planteados por el profesor Godreau es la idea de que la validez intrínseca de la norma está atada a su justicia. Asimismo, resaltó la importancia de los hechos y señaló cómo los valores y filosofías adjudicativas inciden en la atención que prestamos a los mismos.

La ahora catedrática advirtió que los tribunales deben “adentrarse en la consideración de las realidades socioeconómicas del país y los valores a los que debe responder la norma”, los cuales se encuentran en la Constitución, la historia y nuestras aspiraciones colectivas de justicia. A modo ilustrativo, Fiol Matta se dispuso a examinar brevemente algunas de las opiniones del Tribunal Supremo, “utilizando como bisturí” el Esquema del profesor Godreau. Entre las decisiones comentadas, incluyó Banco Popular v. Sucesión Talavera, cuya mera mención provocó bullicio, risas y miradas de complicidad en un público lleno de pasados y presentes estudiantes de Godreau. También comentó Fraguada Bonilla v. Hospital Auxilio Mutuo y su más reciente secuela, Maldonado v. Suárez, entre otros.

Finalmente, concluyó que no existe tal cosa como la aplicación de conceptos técnicos fríos, ya que todas las decisiones que conlleva el proceso adjudicativo corresponden a nuestras ideologías particulares. Según Fiol Matta, lo correcto es reconocerlo abiertamente y desde esa toma de conciencia abogar por que se haga justicia, que es lo único que da sentido a la ley.

Entre las preguntas hechas a los panelistas, se les pidió que expresaran con cuáles de los planteamientos del Esquema disienten. Todos estos coincidieron en que no disienten de ninguno, pero sí entienden necesario retomar el Esquema y actualizarlo. Como bien recoge la profesora Érika Fontánez: “el Esquema tiene que pasar por el juicio del Esquema”.

La participación del profesor Michel Godreau fue el broche de oro de una velada sumamente enriquecedora. Este decidió cerrar la noche como suele comenzar cada uno de sus cursos: exhortándonos a siempre partir de la premisa de que toda norma, toda figura jurídica y toda decisión judicial está mal.

DSC08482

 

 

 

 

Share.