Por: Cronopio Azul

Alexandra,
la de las pestañas
y el torso delgado que extrañas
como su apellido
porque está en el olvido.

Alexandra,
la que le sigue a la Andino
Y le pide a Aladino
un nuevo certificado
con su nombre bien claro.

Alexandra,
La que en última instancia
Se quedó con sus ansias
De que su sexo y su nombre
No fuesen de hombre

Alexandra,
la sentencia no bastó
fue esa implacable Opinión
que se escuchen las disidentes
en un juicio diferente

Share.