Por: Troya

“Escribir. ¿Me queda otra opción en este mundo en que tanto estará siempre lejos de mí?”
¿Habrá acaso espacio para otra palabra más?
¿O quizás mi fortuna sea una redundancia?

“estar solo no sólo no tiene valor, sino que la soledad es ofensa, es desperdicio, es gasto. El poeta es porque es en compañía.”
la soledad es
acción sin omisión
daño sin culpa
negligencia sin responsabilidad
Y por eso no estoy solo.
No escribo solo.
Soy un conjunto de experiencias en una sola voz.

Una voz producto de una nueva costumbre,
albacea de la generación de la equidad.

Mi voz se mezcla
eco de lo primero
se combina y es
fuente

Se ocupan los campos de mi mente; ya no tengo competencia.
No sé si soy o no soy.
Si sé o no sé.
Si existo o no existo (Aunque esté pensando).
sé que soy y que existo y no estoy solo.
No estamos solos en esta nada que lo ocupa todo.
Porque este junte es cofradía.
Y como el eterno retorno vuelvo nuevamente a las flores

¿Hay espacio para la amistad en esta profesión?
Ya no recuerdo si hablo de la poeta o de la abogada.
Y me doy cuenta que no importa, la pregunta es la misma.
la respuesta,
mientras tanto,
la busco.

Share.