Por: Paola B. Sagardía Rodríguez*

Ante la crisis fiscal y humanitaria por la que atraviesa Puerto Rico, el economista Francisco Catalá reconoció que el huracán María empeoró nuestra condición como País. Aunque durante años se ha proyectado una desmedida contracción económica en la Isla, el Dr. Catalá señaló una tendencia totalmente contraria para el año 2020. Esto se debe a la inyección de fondos federales tras el paso del Huracán. No obstante, subrayó que esta “adicción a la ayuda junto a la ausencia de planes que abran vías al desarrollo” contribuye significativamente a nuestra situación actual. Para el economista, es imperativo el desarrollo, y aunque ahora no contamos con los recursos, sugirió identificar una ventaja comparativa para atraer inversión externa. En cuanto al proceso de reestructuración de la deuda pública, reconoció que el mismo es uno necesario.

Estas expresiones fueron manifestadas el 4 de mayo de 2018 en el simposio Derecho y desastre: Puerto Rico ante la crisis fiscal y humanitaria, celebrado por la Revista Jurídica de la Universidad de Puerto Rico.[1] El mismo exploró, entre otros temas, la viabilidad de la Ley P.R.O.M.E.S.A. y los procesos de reestructuración de la deuda y revitalización económica. Además del Dr. Catalá, el evento contó con la participación del profesor y miembro de la Junta de Supervisión Fiscal, David Skeel, la abogada del bufete McConnell Valdés LLC y expresidenta del Banco Gubernamental de Fomento, Lcda. Melba Acosta y el presidente de la organización sin fines de lucro Para la Naturaleza, el Lcdo. Fernando Lloveras.

Por su parte, el profesor David Skeel se expresó durante el Simposio mediante videoconferencia. Aunque catalogó a las juntas de supervisión como “antidemocráticas”, reconoció que sirven como una oportunidad para entidades en condiciones económicas como las de Puerto Rico. Una de las dificultades vislumbradas por el Profesor es la reforma de las pensiones, ya que estas no son sustentables. Esto, atado a la tendencia histórica de mecanismos de bancarrota para resolver problemas financieros, hace que la Ley P.R.O.M.E.S.A. sea, a su juicio, una solución viable para entidades públicas. Por otra parte, esbozó dos grandes poderes que tiene la Junta. El primero es la certificación de los planes fiscales y el segundo, la oportunidad de reestructuración de la deuda a raíz del Título III contemplado en la Ley. El Profesor concluyó reconociendo que tras el paso del Huracán, los planes fiscales ya elaborados se tornaron insignificantes y fue imperativo el desarrollo de nuevos planes. Aunque el Gobierno recibirá fondos federales tras el fenómeno atmosférico, puntualizó que este dinero caducará, por lo que sigue siendo relevante la necesidad de negociación de la deuda.

Por su parte, el presidente de Para la Naturaleza, el Lcdo. Fernando Lloveras, invitó a los presentes a cuestionarse el tipo de desarrollo económico que queremos para nuestro futuro. Afirmó que ciertamente “algo tenemos que haber hecho mal”, como por ejemplo la dependencia de la sección 936 del Código de Rentas Internas Federal —que fue eliminada— para luego movernos a una sociedad de consumo. Para Lloveras, la solución no se encuentra estrictamente en la atracción de inversión extranjera. A su entender, debemos centralizar nuestros esfuerzos en la economía local y analizar con detenimiento factores como la calidad de vida. Asimismo, concluyó que debemos atender lo que catalogó como una “crisis climática”, ya que, aunque en septiembre presenciamos el paso del Huracán, debemos mirar de forma global otros fenómenos propensos a ocurrir en nuestra Isla, como las sequías.

Por último, la licenciada Melba Acosta señaló que poco se ha hablado sobre el proceso de reestructuración de la deuda y el stay o la paralización de litigios, sobre todo en esta coyuntura histórica en la que estamos viviendo. Acosta ve como imperativo la entrada al mercado financiero porque no participar del mismo nos hace completamente dependiente de fondos extranjeros. La Licenciada afirmó que la Ley P.R.O.M.E.S.A., aunque no es una ley perfecta, no se debe descartar para el futuro del País. Para que esto suceda, es indispensable que cambie la relación junta-gobierno. Concluyó proponiendo que debemos trabajar un plan de ajuste fiscal y renegociar la deuda a niveles sostenibles. Asimismo, sugirió considerar establecer límites al tope de la deuda a ser incurrida en el futuro para evitar una situación como la que hoy encara nuestra Isla.


* La autora es Editora Asociada de la Revista Jurídica de la Universidad de Puerto Rico y estudiante de primer año de la Escuela de Derecho de la Universidad de Puerto Rico.

[1] Puede utilizar el siguiente enlace para acceder a una grabación del conversatorio: Revista Jurídica de la Universidad de Puerto Rico, Viabilidad de P.R.O.M.E.S.A.: reestructuración de la deuda y revitalización económica, FACEBOOK (4 de mayo de 2018), https://www.facebook.com/revistajuridicaupr/videos/2192260790801168/.

Share.