Por: Miliette Reyes García

Impura es tu omisión,

has probado tu intención.

Ya te olvidaste

del deber de garante que nació de esa promesa,

la que me hiciste en la mesa

cuando mis labios probaste.

Pero eres mi pasión

Y mi dolor desearte.

.

¡Retribúyeme en el closet!

Que me importa lo que digan.

Esta pena es mía y la pagaré.

No pretenda nadie hacerme paradigma

y que no exista disuasión alguna

hacia este crimen delicioso

de conspirar

con mi alter-ego,

quien es mi coautor.

.

Silenciosamente…

Atentar sustraer estereotipos,

sustituir a manera de fraude las expectativas

que la sociedad te impuso

y mas temprano que tarde…

¡Apropiarme de ti!

Será un concurso ideal

aunque parezca aparente.

.

Tengo intención específica,

¿Y qué?

Este estado de necesidad es mi secreto,

no será mi justificación.

.

Seré quien me declare culpable

mas usaré el principio de especialidad

a mi favor

Porque la pena que añoro satisfacer

me satisface más que a todos.

Ex post facto o no, ¿qué más da?

No existe rehabilitación.

 

Poema sometido para la primera Competencia de Poesía Jurídica Efrén Rivera Ramos, celebrada el 10 de febrero de 2017.

Share.