Por: Mens Rea

 

Aprieto el lazo de mi corbata, mientras

estipulo algunas cláusulas de vida,

y tanteo otras de muerte.

Sólo ciegos y locos son testigos idóneos de mi pacto.

.

Postulo motu proprio.

No hay frivolidad en mi súplica, ni temeridad en mis actos.

¿Por qué la incredulidad ante la indefensión?

¿Por qué el espanto?

.

Detrás de la justicia, opaca y mal habida,

busco los acuerdos mesurados,

pero no hay reconsideración, ni prórroga.

Sólo encuentro caducidad… y llanto.

.

Mientras aprieto las manos en los bolsillos,

escucho hablar de probatorias, indultos y otros milagros.

No encuentro fecha hábil para rehabilitarme y reincido.

Postulo de nuevo y trago en un suspiro la rabia de los condenados.

 

Poema ganador del primer lugar en la primera Competencia de Poesía Jurídica Efrén Rivera Ramos, calebrada el 10 de febrero de 2017.

Share.