ARTÍCULO

Por: Tatiana Meléndez García*

“[E]stados Unidos perdió esta guerra. Pero no en el campo de batalla. Se perdió debido a la atención y al liderazgo inadecuado de Washington” 1

Introducción

En abril de 2021, el presidente Biden declaró que ya era tiempo de culminar “la guerra eterna” en Afganistán luego de 20 años de intervención estadounidense en el territorio.2 Entre las justificaciones del retiro, Biden mencionó que Estados Unidos ya había cumplido con su misión de prevenir que grupos terroristas tuvieran refugio en el país y que mantener las fuerzas militares en el país era demasiado oneroso por el costo de vidas y el dinero que se estaba invirtiendo.3 Además, mencionó que ya no había justificación para creer que la presencia militar por parte de Estados Unidos podía convertir a Afganistán en una democracia estable.4  Precisamente en este momento, el reloj comenzó a correr para los eventos que culminaron en el retorno del control Talibán en el país por primera vez desde el 2001. El Talibán es un grupo que surge en 1994 en medio de la agitación que siguió a la retirada de las fuerzas soviéticas de Afganistán en 1989. El grupo estaba localizado en Kandahar.  El colectivo de combatientes islámicos, llamado los muyahidines, derrotaron a las tropas Soviéticas.5 Sin embargo, estos combatientes tuvieron diferencias ideológicas y comenzaron a batallar entre ellos por el control del territorio causando una Guerra civil en el país.6 Para combatir esta guerra, el grupo Talibán comienza una campaña para atraer seguidores hasta que finalmente lograron obtener control del país. Entre otras cosas, este grupo promovía una campaña anticorrupción y el establecimiento de un sistema de gobierno fundamentalista.7 Luego de meses de batalla, el Talibán se apoderó de la mayoría del país.8 En 1996, declararon el establecimiento de un Emirato Islámico, imponiendo una interpretación restrictiva del Corán y haciéndolo cumplir con brutales castigos públicos, que incluían azotes, amputaciones y ejecuciones en masa. De igual forma, mantuvieron a las mujeres fuera de las escuelas y rectificaron la intolerancia a otro tipo de practicas religiosas. Durante este régimen, había un marco de gobierno moderno que incluía ministerios y burocracias. En las calles, lo que dictaba la vida cotidiana de los afganos era un edicto religioso y el capricho de los comandantes”.9 Sin embargo, es importante mencionar que el Talibán no controlaba todo el país. “En el área norte de Afganistán, muchos comandantes muyahidines aun mantenían control del territorio formando así un bastión de resistencia.”10

Se puede decir que Estados Unidos no perdió la guerra en Afganistán en el campo de batalla. Más bien, la perdió por medio de sus acciones y por eso decidieron retirarse. El estado construido por Estados Unidos en Afganistán era una cleptocracia vacía, incapaz de existir y luchar sin el apoyo permanente de la nación norteamericana. A raíz de la construcción del estado fallido, la invasión de 20 años culminó con el resurgimiento del Talibán. La invasión estadounidense en Afganistán, posteriormente reconocida como “la guerra buena”,11 afectó grandemente la soberanía del país, impidiendo por años el desarrollo de un estado sólido con capacidad de valerse por sí mismo. Con el pasar del tiempo, los objetivos de Estados Unidos en Afganistán fueron evolucionando de querer capturar a Bin Laden, a combatir la insurgencia del Talibán y, finalmente, a tener un enfoque en la reconstrucción del país y en el establecimiento de un gobierno democrático con una campaña antiterrorista. Dichos objetivos fueron desarrollados creando estructuras débiles, específicamente en la milicia, que solamente podían ser sostenibles con la presencia militar estadounidense en el país. Por lo tanto, lafalta de previsión y enfoque en los objetivos estadounidenses causó gran detrimento en la soberanía del gobierno de Afganistán y probablemente fue uno de los grandes motivos que hizo posible que el Talibán tomara control del país nuevamente.12

I. Pérdida de soberanía de Afganistán

Afganistán lleva aproximadamente 42 años de inestabilidad y conflicto. Primero, la invasión soviética, el establecimiento del régimen Talibán, luego, la invasión estadounidense y ahora, el establecimiento del nuevo régimen Talibán. Este régimen, aunque aparenta ser diferente, se teme sea igual que el que lideró durante la década de los noventa y principios del dos mil. ¿Qué implica la soberanía de un país? Los estados soberanos tienen completa potestad territorial sobre los bienes que habitan en su territorio. La soberanía es el derecho de un Estado soberano a ejercer control sobre su propiedad y todos los asuntos que ocurren dentro de sus fronteras. Cuando la propiedad de un estado se transfiere a otro Estado extranjero, se entiende que el Estado no ha renunciado a su derecho de control sobre la propiedad. Los ciudadanos extranjeros de un estado pueden estar sujeto a las leyes y a la jurisdicción de otro Estado cuando cruzan sus fronteras. Sin embargo, esto no ocurre con las personas diplomáticas u oficiales del Estado ni con los bienes oficiales del mismo. Esas personas y bienes quedan sujetos al control exclusivo de su Estado anfitrión como parte del ejercicio de la soberanía territorial de ese Estado.13 Afganistán no ha podido ejercer control sobre su territorio y sus asuntos por 20 años ya que se ha implantado una estructura completamente diferente a la que el país estaba acostumbrado. Se puede argumentar que por 20 años se implantó una base débil que no era sostenible sin la presencia estadounidense y, precisamente, por eso tuvo una corta duración una vez las fuerzas armadas estadounidenses se retiraron. Peor aún, Estados Unidos decidió retirarse sin un plan concreto de transición. Como es sabido, la soberanía de un país es esencial para el mantenimiento de una estructura gubernamental duradera, por lo que su ausencia afecta grandemente la posibilidad de desarrollo de un país. Como vemos en el caso de Afganistán, hace que dicho país sea completamente dependiente del país invasor. Por esto, todo el progreso que pudo haber logrado Afganistán en cuanto a derechos humanos, derechos de la mujer y las mejoras en la infraestructura , ahora está en peligro ya que no hubo una base sólida por parte de los ciudadanos afganos para que se mantuviera. Más aun, la visión estadounidense, en muchos aspectos, no es cónsona con la de los ciudadanos afganos y, ahora que estos no están, muchos entienden que no debía permanecer.

II. Contexto histórico

Para comprender un poco más la realidad de Afganistán es importante conocer su historia. A continuación, se abordará brevemente sobre esta.

A. Consecuencias de 9/11

La intervención de Estados Unidos en Afganistán, que comenzó en octubre del 2001, estuvo directamente relacionada a los ataques terroristas de 9/11.14 Para muchos estadounidenses la guerra en Afganistán fue vista como “la guerra buena” a diferencia de la guerra en Iraq, que terminó siendo vista como injustificada y se entiende que Afganistán fue tratado de manera inferior debido a lo sucedido en Iraq.15 El objetivo primordial de la invasión era destruir todas las bases operacionales de Al Qaeda ubicadas en Afganistán. Al igual que capturar y matar a los líderes del grupo terrorista, específicamente a Osama Bin Laden (que se tenía conocimiento se encontraba en el país durante ésta época).16 Por su parte, el régimen Talibán era en muchos aspectos cónsono con Al Qaeda y le brindaba refugio en el territorio afgano.17 Sin embargo, los objetivos estadounidenses fueron evolucionando a lo largo la intervención. Cuando comienza la guerra en octubre de 2001, la guerra civil por la que Afganistán estaba atravesando permitió que el Talibán tomara control de la mayor parte del país. Es en ese momento que los objetivos estadounidenses comienzan a cambiar. Ya no se trataba solamente de capturar a Bin Laden, sino de vencer el estado Talibán.18 Bajo estas circunstancias, la retórica de Estados Unidos cambia y se justifica la intervención estadounidense en la lucha por los derechos y la dignidad de las mujeres en el país. La primera dama de los Estados Unidos Laura Bush expresó que: “[l]a lucha contra el terrorismo es también ‘una lucha por los derechos y la dignidad de la mujer’.”19 Por lo tanto, comenzó inmediatamente una campaña de bombardeos que culminó con la derrota de la organización Talibán. En abril de 2002, luego de la derrota, fue evidente que Estados Unidos tenía que modificar sus objetivos en el país. No podían llegar, derrocar el régimen e irse puesto que era su responsabilidad habilitar el país. Por consiguiente, la intervención debía extenderse y enfocarse en la reconstrucción, la lucha contra el terrorismo y el apoyo al ejército afgano.20

B. Desarrollo de la situación

Los campos de entrenamiento de Al Qaeda fueron completamente destruidos y muchos de los líderes fueron capturados. Sin embargo, líderes como Osama Bin Laden manejaron escapar. Estados Unidos logró reducir considerablemente la habilidad del grupo terrorista de planificar, financiar y ejecutar operaciones. A pesar de que, Al Qaeda nunca resumió sus operaciones en Afganistán, variantes de la organización se extendieron a otros países tales como Yemen, Iraq y Siria.21 Por lo tanto, la intervención militar no fue completamente exitosa en cumplir sus objetivos. Luego de esto, hubo un período de transición donde un nuevo gobierno fue establecido.22 “Las mujeres y niñas pudieron continuar su participación en la vida pública y social, incluyendo la educación.”23 A pesar de que se declaró el fin de las operaciones de combate de Al Qaeda y el Talibán en 2003, el Talibán se revitalizó e inició una guerra civil en el 2006. Esta guerra civil inició en las áreas rurales del país donde el Talibán logró organizarse efectivamente hasta recuperar el control ahora en el 2021.24 La permanencia de la invasión estadounidense en Afganistán tuvo como justificación el proteger a los ciudadanos y los derechos humanos de los afganos, en especial el de las mujeres.25 Sin embargo, esta “protección” vino con el alto costo de la destrucción de varias ciudades, lo que causó mucho sufrimiento a los ciudadanos del país. A pesar de la destrucción, se pudo percibir algún tipo de progreso en cuanto al desarrollo económico del país y el desarrollo de algunos derechos políticos y civiles, especialmente para las mujeres. Consecuentemente, el Porciento de Ingreso Bruto (PIB) aumentó dramáticamente y la vida de las mujeres mejoró grandemente en aspectos tales como: salud, niveles de educación, participación en el gobierno y expectativa de vida.26

C. Situación actual en Afganistán

En febrero de 2020 la administración de Trump logró un acuerdo con el Talibán donde prometió retirar las fuerzas armadas del país en un año.27 Este acuerdo entre países solo demostró la preocupación del Talibán y de Estados Unidos por la seguridad de sus fuerzas armadas. A su vez, se dejó claro que luego del retiro de Estados Unidos, el gobierno afgano se quedaría solo. Para muchos en la comunidad de inteligencia nacional no fue sorpresa que, luego de establecer dicho acuerdo, el Talibán lograría derrocar al gobierno afgano luego de la partida de Estados Unidos. No obstante, lo que sí fue sorprendente fue con la rapidez que esto ocurrió.28 La interrogante es: ¿por qué sucedió tan rápido?Múltiples factores pueden explicar el por qué la situación desembocó de esta manera. Entre dichos factores se encuentra: (1) la pobre administración y los recursos que se reportaron en las Fuerzas Afganas (ANSF); (2) la corrupción gubernamental; (3) lo débiles que fueron las fuerzas afganas en combatir la insurgencia del Talibán (específicamente en las áreas rurales) en ausencia de militares estadounidenses; (4) la poca popularidad y percepción de debilidad que tenía el gobierno ante sus ciudadanos;29 (5) la manera en que el Talibán negoció con anterioridad acuerdos sobre la distribución del territorio, 30 y (6) como el retiro de EU dejó a las fuerzas militares afganas desprovistas de material militar (armas, equipo militar aéreo, etc.).31 Por otro lado, debemos considerar la siguiente interrogante: ¿Tenía Biden otra opción? Durante febrero de 2020, la administración de Trump estableció el acuerdo original de retirar las tropas estadounidenses de Afganistán.32 Este acuerdo en sí no trajo caos de inmediato, pero colocó a la administración de Biden en una posición incómoda en la cual tuvieron que decidir si continuar con lo previamente establecido o no. Finalmente, Biden mantuvo el acuerdo, pero el retiro de las tropas se pospuso.33 Estados Unidos retiró todo el personal diplomático de Afganistán, y tomó la decisión de cerrar la embajada en Kabul.34 Ahora a Estados Unidos le corresponde decidir si reconocerá el nuevo régimen impuesto por el Talibán en Afganistán. De reconocerlo, debe determinar cómo restaurar las relaciones diplomáticas. 

Sobre la influencia de Estados Unidos en Afganistán es importante señalar que:

La administración Biden no tiene mucha influencia en este momento. Es de suponer que la administración les indicará a los talibanes que vigilará de cerca su conducta con respecto a evitar que su territorio sea utilizado por grupos terroristas y su actuación en cuestiones de derechos humanos, incluido el trato de mujeres y niñas. Si los talibanes se desempeñan mal en estos temas, Estados Unidos podría intentar asegurar sanciones contra el régimen talibán a través del Consejo de Seguridad; después de todo, el Consejo había impuesto sanciones a los talibanes en la década de 1990 en respuesta a que proporcionaba un refugio seguro a Osama Bin Laden y su violación de los derechos humanos, en particular la discriminación contra mujeres y niñas. Hoy, sin embargo, no está claro si Rusia y China, que probablemente buscarán relaciones estables con el gobierno talibán, apoyarían tales sanciones. Eso significa que Estados Unidos probablemente se limitaría a sanciones unilaterales como una forma de señalar la desaprobación y buscar cambiar el comportamiento de un posible gobierno talibán.35

III. Más allá de los hechos: Situación legal y posibles soluciones

Resulta necesario destacar cómo luego de abril de 2002 Estados Unidos cambia sus objetivos en Afganistán y comienza a trabajar en la restructuración del país a través de inyección económica.36 En el 2011, después de la muerte de Osama Bin Laden, las tropas militares disminuyeron en Afganistán.37 Sin embargo, las fuerzas que permanecieron en el país se encargaron de proveer entrenamiento, proveer inteligencia, construir equipo y proveer equipo aéreo al ejército afgano que atacaría la insurgencia.38 Estados Unidos invirtió millones en la reconstrucción de un país que no tenía la infraestructura para manejar la cantidad de dinero que estaba proveyendo.39 Esta inyección económica, junto con los objetivos de contraterrorismo causaron una mezcla tóxica que trajo consigo corrupción. Dicha corrupción permitió que caudillos, warlords, comenzaran a controlar regiones completas de Afganistán.40 Hasta cierto punto, los mismos civiles afganos promovían y apoyaban las acciones de estos caudillos. El aumento en apoyo al Talibán a causa de ataques aéreos, que produjeron la muerte de miles de civiles en las áreas rurales no fue percibido por los estadounidenses. Ciertamente, el malestar que estos ataques provocaron en los ciudadanos afganos pudo haber tenido un rol fundamental en el resurgimiento del movimiento.41

A. Situación legal

“Con el retiro de las tropas estadounidenses y sus aliados se ha vuelto difícil y peligroso que la mayoría de los afganos se vayan del país. De hecho, los vuelos de evacuación solo estuvieron disponibles para grupos selectos, afganos empleados por organizaciones occidentales y personas que corren riesgo de sufrir represalias por el Talibán.”42 Cabe mencionar, que no hubo un buen plan de evacuación por parte del gobierno norteamericano. Por tal razón, ahora más que nunca conseguir refugio en países vecinos en la forma de asilo es crítico. Por lo tanto, este asunto merece la atención y acción de la comunidad internacional ahora más que nunca.

Ante la situación de Afganistán, la comunidad internacional debe garantizar que el Talibán se va a adherir al derecho internacional humanitario. Es importante recordar que el derecho a salir de cualquier país está establecido en el Derecho Internacional, y está consagrado en la mayoría de los derechos humanos. Como respuesta a estos eventos, “[l]a finalidad tanto del derecho internacional humanitario (DIH) como del derecho internacional de los derechos humanos (DIDH) es proteger la vida, la salud y la dignidad de las personas, pero desde puntos de vista diferentes”.43 Sobre este particular, el Artículo 12(2) del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos establece que: “[t]oda persona tendrá derecho a salir libremente de cualquier país, incluso del propio”.44 Así expuesto, el derecho a salir de cualquier país es una necesidad práctica y legal, puesto que una persona no puede convertirse en refugiado en virtud del artículo 1A(2) de la Convención si aún no ha abandonado su estado de origen o su residencia habitual.45

B. Deberes bajo el derecho a salir

El derecho impone varias obligaciones posibles al Talibán, los gobiernos extranjeros y las organizaciones internacionales para hacer efectivo el derecho a salir de Afganistán. La Observación General Veintisiete del Comité de Derechos Humanos establece que las personas tienen la libertad de salir de cualquier, país, incluido el suyo.46 Este derecho debe estar garantizado tanto por el país del que se pretende partir como por el país de nacionalidad de la persona si está en el extranjero. Mediante el comentario, la ONU deja claro que: “[l]a libertad de salir del territorio de un estado no puede depender de ningún propósito específico o del período de tiempo que el individuo elija para permanecer fuera del país”.47

Dado que el Talibán tiene el control de Afganistán, ellos tienen el deber de no obstruir ilegalmente el derecho de cualquier persona a salir del país. Deben cumplir su promesa de que se permitirá partir a todos los ciudadanos extranjeros y afganos con permiso para viajar a otros países.48 Sin ese permiso, los afganos también deberían poder escapar, dado el derecho a buscar asilo encapsulado en el Artículo catorce de la Declaración Universal de Derechos Humanos,49 y el Artículo treinta y uno de la Convención sobre Refugiados que prohíbe la sanción de los solicitantes de asilo por entrada ilegal.50 De igual manera, los países vecinos y los países de destino en el norte global también tienen obligaciones en virtud del derecho. Deben abstenerse de obstruir la salida de sus fronteras, construir muros u obligar a los solicitantes de asilo a regresar a las fronteras, negándoles de esta forma posibilidad de entrar al asilo.51 Fundamentalmente, para que el derecho sea efectivo y no meramente ilusorio, la comunidad internacional debe facilitar la salida segura de aquellos que quieren y necesitan marcharse tanto de Afganistán como de los países vecinos. En estas circunstancias, deben ser prioridad las personas más vulnerables y en riesgo, especialmente las personas que de alguna manera han colaborado y promovido la intervención de Estados Unidos de alguna manera.

C. Proponer remedio

Entre los posibles remedios para lidiar con la situación actual de Afganistán y sus posibles desarrollos, la administración de Biden debe priorizar sus esfuerzos humanitarios. Primero, la administración Biden debe maximizar sus esfuerzos diplomáticos a través del trabajo con socios multilaterales y bilaterales para garantizar que el Talibán se adhiera al derecho internacional humanitario. De hecho, la primera conferencia de prensa ofrecida por el Talibán, luego de retomar el poder, demostró que de alguna forma la organización está preocupada por su imagen en la comunidad internacional. Que el Talibán ofreciera dicha conferencia presenta una nueva ventana de oportunidad para que la comunidad internacional aumente sus esfuerzos por proteger a los civiles afganos.  Estas iniciativas son necesarias, pues el número de civiles muertos o heridos en Afganistán ha aumentado en un cuarenta y siete por ciento este año, su nivel más alto desde 2009.52 Además, las mujeres y los niños constituyen el ochenta por ciento de los aproximadamente 250.000 afganos desplazados desde mayo.53 Sin duda alguna, estos civiles deben ser protegidos mientras se desplazan. Además, hay que asegurar que los hospitales y las escuelas continúen sus operaciones y servicios para los ciudadanos afganos.

Segundo, el gobierno de Estados Unidos y sus aliados deben expandir y financiar enérgicamente la asistencia humanitaria para satisfacer las crecientes necesidades de los ciudadanos afganos. Esta asistencia debe priorizar el apoyo a las organizaciones no gubernamentales de primera línea con fuertes vínculos comunitarios y un profundo conocimiento del contexto local. Los donantes internacionales, incluso el gobierno estadounidense, deben permitir flexibilidad para que sus socios en el terreno continúen ofreciendo programas de bienestar social, aun cuando la situación política siga siendo frágil. Cabe señalar que las necesidades más urgentes son: la atención médica para los enfermos y heridos, el refugio, los alimentos, el agua potable y el saneamiento para los desplazados, incluidos kits de dignidad, que brindan a las mujeres y niñas lo esencial para una higiene adecuada. Por último, el gobierno de Estados Unidos y sus aliados también deben apoyar y permitir de manera inequívoca que las agencias de las Naciones Unidas y las ONG internacionales permanezcan en Afganistán para brindar asistencia.

Ahora bien, politizar el acceso y la asistencia humanitaria pondría en peligro los programas que salvan vidas. Las agencias de ayuda internacional, incluido el personal local y femenino, necesitan el apoyo y la protección para moverse libremente por el país y servir eficazmente al pueblo afgano. “Estos actores humanitarios deben acceder de manera segura a las comunidades tanto en áreas urbanas como rurales, operando sobre la base de principios básicos de humanidad, independencia e imparcialidad.”54 Por este motivo, se ha propuesto que Estados Unidos establezca un “corredor humanitario” para las personas que se encuentran amenazadas (defensores de los derechos humanos, activistas etc.).55 De esta manera, la administración de Biden debe ayudar a crear mecanismos que permitan a estas personas poder irse, creando espacio en otros países y proporcionándoles recursos y apoyo aéreo para que puedan llegar de las provincias de Kabul y luego de manera segura a otros lugares. De igual forma, Estados Unidos debe nombrar a un coordinador humanitario y de refugiados de alto nivel para hacer frente al desplazamiento masivo causado por la crisis humanitaria provocada por la abrupta retirada de Estados Unidos. En estas circunstancias, el coordinador humanitario puede hacerle frente al desplazamiento masivo acelerando la gestión burocrática en las distintas agencias gubernamentales. Para alcanzar este objetivo, se requiere un enfoque de todo el gobierno que aborde los desafíos legales, logísticos y de seguridad de las opciones de visa y libertad condicional S1 y S2, y convertirlas en programas significativos.56

Conclusión

No hay duda de que luego de veinte años de intervención, Estados Unidos perdió la guerra en Afganistán. Sin embargo, los que sufren las consecuencias de esta perdida nuevamente son los ciudadanos afganos que han sido sumergidos a la inestabilidad. El arrebato de la soberanía del gobierno afgano por los pasados veinte años impidió que el país desarrollara mecanismos viables de autosuficiencia. Esto explica porqué el Talibán pudo recobrar control del país tan rápido luego de que los militares estadounidenses se retiraran. Durante este proceso de transición, Estados Unidos estuvo confiado en que el mejor de los escenarios iba a ocurrir; el mejor escenario siendo una transición pacífica donde el gobierno afgano tomara las riendas del país y continuara el gobierno establecido por Estados Unidos. A raíz de tales eventos, Estados Unidos asumió lo siguiente:

  1. Asumió que iba a tener más tiempo. Se esperaba que tuvieran por lo menos 18 meses antes de que Kabul estuviese amenazado por el Talibán. De igual forma, asumió que las fuerzas afganas tendrían ventaja sobre el Talibán y que lograría controlar efectivamente su resurgimiento. Específicamente tendría una ventaja en hombres, más equipo y mejores estrategias que fueron suministradas por el ejercito americano. Esto no ocurrió así. Las capacidades de las fuerzas afganas fueron sobreestimadas.
  2. Asumió que las fuerzas afganas tenían la misma motivación e ímpetu que el Talibán. Se esperaba que luego de que Estados Unidos se retirara del país, la milicia afgana funcionaría de la misma manera y con un gran ímpetu por mantener control del país. No ocurrió así y, si lo fue, no resultó suficiente para prevenir contrarrestar los esfuerzos del Talibán.
  3.  Estados Unidos pensó que tendría un buen plan de evacuación. No obstante, el plan de evacuación, como mencione anteriormente, en muchos casos fue extremadamente lento y aun hay gente que se encuentra esperando poder salir del país.57

“La Guerra buena” en Afganistán terminó como una invasión que se expandió dramáticamente más allá de querer capturar a Bin Laden y luchar contra el terrorismo. Se convirtió en muchas otras cosas, entre ellas la construcción de un país democrático, en proteger mujeres, en construir una economía, y en construir un ejército similar al americano sin realmente analizar si todo esto engranaba en el contexto afgano o no. En este proceso, Estados Unidos le arrebató a Afganistán su ciudadanía y trató de implantar sus ideales en el país. Como vemos, no fue una misión exitosa, y a pesar de tener progreso en áreas como los derechos humanos y economía, la infraestructura no se construyó una base lo suficientemente sólida como para que el progreso se mantuviera una vez estadounidenses se marchara. Además de la invasión, los cambios de objetivos durante la misma, y la presencia continua de Estados Unidos durante veinte años, sus acciones durante este tiempo fue lo que finalmente terminó causando el resurgimiento del Talibán. 

A pesar de que en el 2011 el objetivo principal de la intervención había sido cumplido (capturar a Osama Bin Laden), Estados Unidos decidió continuar con sus nuevos objetivos los cuales no fueron logrados. Luego de veinte años, 170,000 vidas y dos trillones de dólares,58 Estados Unidos no pudo ayudar a que Afganistán estableciera un gobierno democrático funcional que protegiera los derechos de las mujeres y niños. Frente a este escenario, a Estados Unidos solo le resta proteger a las personas que están en posible peligro, mientras el Talibán tiene control del país nuevamente. La comunidad internacional debe prestar especial atención al desarrollo de Afganistán como país soberano, y juzgar al Talibán de acuerdo con su comportamiento.


*Estudiante de segundo año de la Escuela de Derecho de la Universidad de Puerto Rico; Redactora de In Rev del Volumen 91 de la Revista Jurídica de la Universidad de Puerto Rico. Posee un B.A. en Ciencias Políticas de Iowa State University.

  1. Véase Emma Ashford, What Should Biden Have Done in Afghanistan?, FOREIGN POLICY (27 de agosto de 2021), https://foreignpolicy.com/2021/08/27/biden-kabul-withdrawal-afghanistan-planning-chaos/(traducción suplida).
  2. David E. Sanger, Michael D. Shear, Biden, Setting Afghanistan Withdrawal, Says ‘It Is Time to End the Forever War’, THE NEW YORK TIMES (14 de abril de 2021), https://www.nytimes.com/2021/04/14/us/politics/biden-afghanistan-troop-withdrawal.html.
  3. Id.
  4. Id.
  5. Eric Nagourney, Who are the Taliban, and What Do They Want?, THE NEW YORK TIMES (7 de octubre 2021), https://www.nytimes.com/article/who-are-the-taliban.html. .
  6. Id.
  7. Id.
  8. Id.
  9. Id.
  10. Id.
  11. Mark Landler, The Afghan War and the Evolution of Obama, THE NEW YORK TIMES (1 de enero de 2017), https://www.nytimes.com/2017/01/01/world/asia/obama-afghanistan-war.html.
  12. Véase Brian Knappenberger, Turning Point: 9/11 and the War on Terror, NETFLIX (2021).
  13. The Schooner Exch. v. McFaddon, 11 U.S. 116 (1812).
  14. Vox, How the US created a disaster in Afghanistan, YOUTUBE (25 de agosto de 2021), https://www.youtube.com/watch?v=2sueJoTVqxw.
  15. Id.
  16. Id.
  17. Remarks by President Biden on Afghanistan, THE WHITE HOUSE (31 de agosto de 2021), https://www.whitehouse.gov/briefing-room/speeches-remarks/2021/08/16/remarks-by-president-biden-on-afghanistan/.
  18. Vox, supra nota 14.
  19. James Gerstenzang & Lisa Getter, Laura Bush Addresses State of Afghan Women, LOS ANGELES TIMES (18 de noviembre de 2001), https://www.latimes.com/archives/la-xpm-2001-nov-18-mn-5602-story.html (traducción suplida).
  20. James Gerstenzang & Lisa Getter, Laura Bush Addresses State of Afghan Women, LOS ANGELES TIMES (18 de noviembre de 2001), https://www.latimes.com/archives/la-xpm-2001-nov-18-mn-5602-story.html (traducción suplida).
  21. Allen S. Weiner, Stanford’s Allen Weiner on the U.S. Withdrawal from Afghanistan and the Fall of Kabul, STANDFORD LAW (16 de agosto de 2021), https://law.stanford.edu/2021/08/16/stanfords-allen-weiner-on-the-u-s-withdrawal-from-afghanistan-and-the-fall-of-kabul/.
  22. Id.
  23. Id (traducción suplida).
  24. Id.
  25. Vox, supra nota 14.
  26. Weiner, supra nota 21.
  27. Mujib Mashal, Taliban and US Strike Deal to Withdraw American Troops from Afghanistan, THE NEW YORK TIMES (29 de febrero de 2020), https://www.nytimes.com/2020/02/29/world/asia/us-taliban-deal.html.
  28. Ken Thomas & Vivian Salama, Biden Wanted to Leave Afghanistan. He Knew the risks, THE WALL STREET JOURNAL (17 de agosto 2021), https://www.wsj.com/articles/biden-wanted-to-leave-afghanistan-he-knew-the-risks-11629214842.
  29. Véase America’s Miscalculations Afghanistan’s Collapse, THE DAILY (17 de agosto de 2021), https://open.spotify.com/episode/5UFm6cHYPQzJZoCco8iMwZ?si=erLwhamlTpm5g7Faq7M1dw&dl_branch=1.
  30. Id.
  31. Id.
  32. Carter Malkasian, What America Didn’t Understand About Its Longest War, POLITICO, (6 de julio de 2021), https://www.politico.com/news/magazine/2021/07/06/afghanistan-war-malkasian-book-excerpt-497843.
  33. Id.
  34. Michelle Kelemen, US Diplomats Scramble to Evacuate Now- Shuttered Embassy in Kabul, NPR, (15 de Agosto de 2021), https://www.npr.org/2021/08/15/1027961999/u-s-diplomats-scramble-to-evacuate-now-shuttered-embassy-in-kabul.
  35. Weiner, supra nota 21 (traducción suplida).
  36. Vox, supra nota 14.
  37. Id.
  38. Id.
  39. Id.
  40. Id.
  41. Id.
  42. Emillie McDonnell, Afghanistan: right to leave a country to seek asylum is well established in international law, THE CONVERSATION, (1 de septiembre de 2021), https://theconversation.com/afghanistan-right-to-leave-a-country-to-seek-asylum-is-well-established-in-international-law-167127 (traducción suplida).
  43. ¿Qué es el derecho internacional humanitario?, COMITÉ INTERNACIONAL DE LA CRUZ ROJA, (julio de 2004). https://www.icrc.org/es/doc/assets/files/other/dih.es.pdf.
  44. A.G. Res.2200 (XXI) A, Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, (23 de marzo de 1976), https://www.ohchr.org/sp/professionalinterest/pages/ccpr.aspx.
  45. A.G. Res. 429 (V), Convención sobre el estatuto de los refugiados, (22 de abril de 1954), https://www.acnur.org/5b0766944.pdf.
  46. ONU, Libertad de Circulación: Observación General 27 del Comité de Derechos Humanos, (2 de noviembre de 1999). https://www.acnur.org.
  47. Id.
  48. Jason Hoffman & Chandelis Duster, US and other countries say they will hold Taliban to promises to let people leave Afghanistan after August 31, CNN POLITICS (30 de agosto de 2021), https://edition.cnn.com/2021/08/29/politics/us-government-taliban-travel-out-of-afghanistan/index.html.
  49. A.G. Res. 217 (III) A, Declaración Universal de Derechos Humanos, (10 de diciembre de 1948), https://www.un.org/es/about-us/universal-declaration-of-human-rights.
  50. A. G. Res. 429 (V), Convención sobre el Estatuto de los Refugiados, (22 de abril de 1954), https://www.oas.org/dil/esp/1951_Convenci%C3%B3n_sobre_el_Estatuto_de_los_Refugiados.pdf.
  51. McDonnell, supra nota 42.
  52. Fast-moving Afghanistan crisis ‘has hallmarks of humanitarian catastrophe’, UNITED NATIONS, (13 de agosto de 2021), https://news.un.org/en/story/2021/08/1097742.
  53. Id.
  54. Tjada D’ Oyen McKenna, How to Avoid Humanitarian Catastrophe in Afghanistan, FOREIGN POLICY, (19 de agosto de 2021), https://foreignpolicy.com/2021/08/19/afghanistan-biden-avoid-humanitarian-catastrophe-taliban/.
  55. Can American Still Help Afghanistan? 8 Former Officials on What’s Next, POLITICO (17 de agosto de 2021), https://www.politico.com/news/magazine/2021/08/17/afghanistan-former-us-officials-whats-next-505295.
  56. Id.
  57. Véase, THE DAILY, supra nota 29.
  58. Adam Nossiter & Eric Schmitt, U.S. War in Afghanistan Ends as Final Evacuation Flights Depart, NEW YORK TIMES, (31 de Agosto de 2021), https://www.nytimes.com/2021/08/30/world/asia/afghanistan-us-occupation-ends.html.
Share.