Reseña

Por: Perla del Mar Rodríguez & Fabiola Pérez Pamblanco

El libro El ofensor sexual peligroso: Naturaleza jurídica e (in)eficiencia del Registro de Ofensores Sexuales,[1] de la Dra. Iris Rosario Nieves,[2] promete estrujarnos los ojos e incomodarnos.

Así lo aseguró la decana de la Escuela de Derecho de la Universidad de Puerto Rico, la Lcda. Vivian Neptune Rivera, durante la presentación de la obra el pasado viernes, 26 de agosto de 2022 en el Aula Magna de la aludida Escuela de Derecho.

El prólogo de la obra, escrito por la Dra. Dora Nevares-Muñiz, adelanta que se analizará el contexto histórico, sociológico y jurídico en que surgen los registros de ofensores sexuales en Puerto Rico, en otras jurisdicciones de Estados Unidos y en España. Durante su análisis, la autora examina la noción del individuo peligroso en el Derecho Penal y estudia las decisiones judiciales sobre los registros de ofensores sexuales.

La Lcda. Neptune, quien moderó el inicio del evento, alertó a los presentes que se trata de una “magistral publicación que estremece, incomoda, que provoca una profunda reflexión sobre la legislación y los mecanismos creados, cuyos efectos netos son estigmatizar, claudicar al proceso de rehabilitación y perpetuar la exclusión social y racial que impera en nuestra sociedad”.

Luego, la presentadora y socióloga del Derecho, la Dra. Madeline Román López, sostuvo que la presentación del libro era una ocasión perfecta para caer “en cuenta de la relevancia de una Sociología del Derecho que apunte al reconocimiento de que las cortes constituyen un espacio en el terreno de una lucha”.

La Dra. Román puntualizó que el libro sugiere un drama jurídico sobre “los efectos de una medida civil creada legislativamente frente a la que el Poder Judicial parece supeditarse en abierta tensión con comunicaciones legales que denuncian la dimensión punitiva de la misma”.

Al describir lo que representa la obra, la Dra. Román puntualizó que “hay en este libro un esfuerzo por analizar el emerger de estos registros desde la centralidad jurídica de la noción de riesgo, por un lado, y de peligrosidad de otro. El libro es una conversación entre el Derecho y la Sociología”.

El público jadeó cuando la Dra. Román destacó que entre los años 1947 al 2018, el Registro de Ofensores Sexuales en California aumentó de 116 a 106,915 personas. Según la presentadora y el propio libro, esta expansión ilustra que antes los registros solo contemplaban delitos sexuales contra menores, pero se han extendido a la población adulta hasta incluir “conspiradores, cómplices y cooperadores”.

La Dra. Román también enfatizó — citando la obra — que los registros se han adoptado en los estados y territorios de Estados Unidos desde un racional económico porque las jurisdicciones que no los implementan se exponen a perder el 10% de los fondos federales otorgados por el Sex Offender Registration And Notification Act (SORNA).

Además, la presentadora sostuvo que la obra confronta la protección de la ciudadanía con la dignidad de la persona registrada como ofensora sexual y provoca una reflexión sobre la vigencia del valor constitucional de la rehabilitación.

La curiosidad de quienes participaron de este evento se activó por la apasionada presentación de la Dra. Román y su pregunta: “¿Son los registros de ofensores sexuales una medida punitiva, o un método de seguridad?”.

Según la presentadora, la Dra. Rosario deja al descubierto la verdadera e inescapable contestación a esta pregunta, siendo que los registros de ofensores sexuales son un precio que continúan pagando las personas convictas, aun cuando sus condenas han sido cumplidas.

Finalmente, la Dra. Román sacudió la actividad cuando manifestó que la dedicatoria del libro se dirigió a José Armando Torres, quien estuvo encarcelado injustamente durante 28 años. La Dra. Rosario lo representó legalmente hasta la exoneración y eventual archivo del caso a finales del 2020. Sin embargo, un año más tarde, Torres perdió la vida. La autora dedicó su obra a un hombre a quien, en sus palabras, “la muerte le arrebató la oportunidad de despojarse del estigma de haber sido catalogado como un depredador sexual”.

Para finalizar la actividad, la Dra. Rosario puntualizó que en el discurso público ha importado muy poco lo que sufren las personas registradas porque la sociedad ha entendido que deben pagar su crimen toda la vida.

Esta conversación se dio mientras se encontraban sentadas, hombro con hombro, la moderadora, autora y presentadora.

La directora del Sistema de Información de Justicia Criminal (SIJC), la fiscal Joynette Torres La Court, estuvo presente en representación del secretario del Departamento de Justicia, el Lcdo. Domingo Emanuelli. El Dr. José M. Longo Mulet asistió en representación de la rectora interina del Recinto de Río Piedras, la Dra. Angélica Varela Llavona.

* La autora es estudiante y cofundadora del Pro Bono de Política Pública y Derecho sobre Cannabis de la Escuela de Derecho de la Universidad de Puerto Rico. Posee un bachillerato en Información y Periodismo y una maestría en Relaciones Públicas.

**La autora es estudiante y representante cuarto año nocturno en la Facultad de Derecho y Jefa de Redactores de In Rev. Además, es paralegal en el Centro Integral de Apoyo a Victimas de la Escuela de Derecho de la Universidad de Puerto Rico.

[1] Iris Rosario Nieves, El ofensor sexual peligroso: Naturaleza jurídica e (in)eficiencia del Registro de Ofensores Sexuales (2022).

[2] La Dra. Rosario posee un bachillerato en Ciencias Sociales y un Juris Doctor de la Universidad de Puerto Rico en el Recinto de Río Piedras. Completó una maestría en Derecho y Criminología en la Universidad de Palermo. Obtuvo una especialización en Derechos Humanos y Estudios Críticos del Derecho del Consejo Latinoamericano en Ciencias Sociales (CLACSO). Culminó un doctorado en Derecho de la Universidad Pompeu Fabra en Barcelona. Además, en agosto de 2021 se unió a tiempo completo a la Escuela de Derecho y en enero de 2022 comenzó a ser catedrática auxiliar.

 

Share.